UNAS A LAS OTRAS

22 mujeres no podrán leer este escrito*. Sus parejas le negaron la posibilidad de seguir viviendo. De solo escribirlo se me hace un nudo en la garganta. Pienso en tantas metas y sueños tronchados y en el dolor de sus familias.Hoy, 25 de noviembre, nuevamente se conmemora el Día de No Más Violencia contra la Mujer. Reconozco los esfuerzos que hacen organizaciones para trabajar con el tema. Pero ¿Sabes qué?, vamos a tener que cuidarnos… unas a las otras.

Particularmente, no creo en la guerra, pues es la peor expresión de violencia, pero creo que no puedo hacer mejor analogía. Así como se defienden los ejércitos cuando dan una batalla, así nos tenemos que cuidar nosotras.

Quizás te sientes segura porque vives una relación de amor y respeto. Pero estoy segura de que todas tenemos una madre, una hermana, una amiga, una vecina o una compañera de trabajo que hoy vive el terror de ser víctima de maltrato, acoso y violencia. Esa que no lo dice y hasta la esconde por temor o por vergüenza. Esa que teme ser juzgada, porque, aunque es víctima de su pareja, piensa que en el fondo él es bueno y le da una, y otra, y otra oportunidad. Hasta que él decide no darle la oportunidad de vivir a ella.

No soy experta en el tema, pero estoy convencida de que nosotras podemos hacer nuestra parte.

Navegando en la internet, encontré algunas señales que podemos observar en mujeres que pueden estar siendo víctimas de maltrato.

Algunas de ellas son:
1. Accede a todo lo que le pide su pareja
2. Muestra una actitud sumisa cuando está con su pareja.
3. Presenta síntomas de depresión o ansiedad.
4. Se aleja sin aparente motivo de la familia y los amigos.
5. No interacciona con hombres frente a su pareja.
6. Muestra moretones o marcas en su cuerpo.

Si vemos algunas de estas señales u otras sospechosas es nuestro deber indagar y canalizar la ayuda.

Si tienes la confianza, ¿Por qué no abordarla directamente en privado? Quizás está deseosa de compartir su problema con alguien. Si no es de tu confianza, puedes traer el tema en una conversación de grupo y comentar la importancia de buscar ayuda.

Lo importante es que estemos vigilantes y prestas a ayudar. Sería muy triste que luego de la desgracia nos recriminemos por no haber hecho nada.

Es momento de estar unidas. Vamos a cuidarnos…unas a las otras.

-Idia-

*22 mujeres en Puerto Rico han muerto en lo que va del 2018.