EL DILEMA DE LA EDAD

Las cinco décadas se convierten para muchas en una historia de terror. Los estereotipos de lo que es una mujer madura nos persiguen y con nuestra actitud, en lugar de combatirlo, en ocasiones los perpetuamos. Repasemos algunos de ellos y lo que pienso.20180317_163400

Como que le han caído sus añitos
¿Acaso no nos caen los añitos a todos? Eso sencillamente es ley de vida. Cuando a un hombre se le cae el pelo y le salen canas, sencillamente para muchos se ve interesante y hasta sexy. Pero en el caso de nosotras, parecería que es un pecado engordar, que tu cabello muestre la raíz plateada o que aparezcan algunas arrugas alrededor de los ojos. A mí no me han caído los añitos; sencillamente, me los he gozado.

Los 50 son los nuevos 40
El titular clichoso de muchos artículos de revista. Pues no; no es posible. No hay forma de dar reversa a tu reloj biológico. Y que bueno. ¿Acaso se te olvida lo que has vivido, aprendido y experimentado en esos 10 años? Pero entiendo a lo que se refiere. Recuerdo que cuando era niña y mi madre tenía 50 años, para mí era absolutamente una “señora mayor”. Hoy, a la misma edad, admito que a veces me creo “una nena”. La diferencia, a mi juicio, es la forma en la que vemos la vida. Antes se inculcaba que la mujer tenía que realizar sus metas antes de casarse y tener hijos, porque luego debía consagrarse al hogar. Esa misión, casi religiosa, las llevaba a dejar a un lado hasta su arreglo personal. Hoy, la historia es otra. Entendemos que podemos realizar diversos roles, como el de esposa, madre o abuela, sin dejar de encarnar el principal: ser tú.

Ya ella está en edad de recogerse
Este nunca lo he entendido del todo. ¿Se supone que antes de los 50 andamos sueltas? O es que ¿por tener 50 o más tengo que dejar de hacer las cosas que me gustan? Pues ni lo uno ni lo otro. Somos mujeres y nos disfrutamos la vida en todas sus etapas. Sin miedos, ni limitaciones.

¿Por qué me disfruto los 50? (De hecho… 52)
1. Porque como dice el refrán popular, “lo bailao´ no me lo quita nadie. Los sucesos de mi vida, tanto los buenos como los malos, me han hecho más fuerte.
2. Porque ya nadie me presiona, como cuando era joven, para que me case o tenga hijos.
3. Porque criar a mis hijos ha sido hermoso, pero valoro ahora tener más tiempo para mí.
4. Porque si no tengo todas las respuestas, tengo un grandioso repertorio de ellas.
5. Porque puedo valorarme cuando repaso mi vida, mi historia y veo lo mucho que he logrado.
6. Porque tengo la energía suficiente para seguir fijándome metas, perseguirlas y comerme el mundo.
7. Porque las experiencias y la madurez me hacen sentirme más mujer que nunca y entender que eso no estriba en la elasticidad de la piel.
8. Y, lo más importante…porque estoy viva. Envejecer es un regalo, que no todos tienen la oportunidad de disfrutar.

Soy afortunada. Soy una mujer mayor de 50 y sumando…

-Idia-

 

Un comentario en “EL DILEMA DE LA EDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s