PERDÍ MI TRABAJO. Y AHORA ¿QUÉ?

Esa es la pregunta que se formulan muchas personas cuando pierden el trabajo.  Y es que, todos nos preparamos para una entrevista de empleo, pero no para recibir la noticia de que lo perdimos.

Pues yo fui una de ellas hace muchos años.  Para hacerte el cuento largo corto.  Trabajaba como directora de una revista, posición que llegó sin yo buscarla, cuando mi antes jefa decidió renunciar y yo fui la agraciada a quien le ofrecieron la plaza con tan solo 28 años.  Como imaginarás mi vida cambió en muchos sentidos. Mas retos, más responsabilidades, mejor salario y gran aprendizaje.  Nunca sospeché que menos de dos años después todo se vendría abajo.

Recuerdo llegar un lunes a la oficina y encontrar a una de mis compañeras de trabajo llorando y decirme: “Idia, hoy van a cerrar la revista”.  Fue como recibir un balde de agua fría, pero, en el momento y para mi sorpresa, lo asumí como mucha entereza.  Aunque no me duró mucho.

Llegado el momento de tener que recoger y ver los rostros de tristeza de mis compañeros, empezó aquella sensación de impotencia.  Pase una semana más sola en la oficina, pues la empresa decidió dejarme únicamente a mí unos días adicionales para que dejara todos los asuntos administrativos en orden.

Allí trabajaba la mitad del tiempo y la otra la pasaba llorando y tratando de controlar el dolor de cabeza.

A poco menos de una semana, comencé a sentirme mal y para mi sorpresa, me enteré de que estaba embarazada.  Ahí se complicó la cosa.

Aunque estaba feliz de tener a mi primer hijo, la preocupación de no tener trabajo no me dejaba disfrutar del todo el momento.  Siempre he sido independiente y, la idea de no poder ayudar a mi entonces esposo con los gastos que vendrían, me mataba.

Durante dos semanas estuve en casa…en piyama…comiendo…durmiendo y, de vez en cuando, llorando. Hasta que un día dije “se acabó”.  No recuerdo qué me hizo despertar, pero sí lo que hice para recuperarme.

Quizás hoy eres tú, un familiar o una amiga la que perdió el empleo y pienso que contarles mi historia, de alguna forma podría ayudar.

De modo, que comparto contigo las siguientes sugerencias.

  1. Suelta el golpe

Puedes tomarte una o dos semanas para llorar y dormir.  Luego de eso olvida el suceso y decide empezar de nuevo.  Perder un empleo es como perder a un amigo.  Así que se siente una sensación de duelo.  Pero dos semanas son suficientes para llevar el “luto”.

  1. Analiza tus opciones

Decide si quieres buscar un nuevo empleo, establecer un negocio o, si los recursos te lo permiten, volver a estudiar. Analiza los pro y los contra de cada opción y pide opinión a aquellos que te aman.

  1. Desarrolla un plan

No importa lo que decidas, la planificación es importante.  Organiza tu plan y anota en tu agenda las tareas que debes realizar diariamente para lograrlo.

  1. Levántate temprano

Es importante retomar la rutina.  Si te levantas al mediodía, sentirás que ya es muy tarde y tendrás la excusa perfecta para dejar cualquier tarea para el próximo día. Pon el reloj y levántate temprano a ejecutar tu plan. Cumple contigo, como lo hacías con tu trabajo.

  1. Arréglate

La tristeza y la depresión nos pueden hacer caer en el descuido.  Tu imagen es un componente vital para lograr tu plan.  De modo, que vístete y maquíllate.  Mirarte al espejo y verte guapa, mejorará tu autoestima.

  1. Desarrolla una lista de contactos

Utiliza tu directorio telefónico o tu Facebook para repasar quiénes son tus amigos y conocidos, a qué se dedican y dónde trabajan. Disponte entonces a dejarles saber que estás disponible y qué tienes para aportar.

7. Celebra

Sí; celebra esa oportunidad que te dio Dios y la vida de haber trabajado en ese empleo, aprender, madurar y conocer gente.  Y, sobre todo, celebra esa puerta maravillosa que está a punto de abrirse para ti de par en par.

!Mucha dicha!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s